Evitar errores para alcanzar nuestros objetivos

Es importante saber que cuando nos planteamos algunos objetivos seamos conscientes del esfuerzo que implica el conseguirlos. La intención sin acción no sirve de casi nada.

Estos son algunos de los problemas que llevan a no ponernos en acción:

No anotamos nuestros propósitos: Si un objetivo no está escrito, es improvable que esté planificada, de modo que será dificil llevarla a cabo. Tambié puede ser importante comunicar los objetivos a otras personas y mantenerse en contacto con ellas.

Ponerse muchas metas en vez de centrarse en menos pero más importantes: Quién mucho abarca poco aprieta, reza el refrán. La energía es limitada y es necesario concentrarse para ser eficaz.

Falta de concreción en los objetivos: Las metas deben de ser tangibles y concretas, que se pueda valorar su evolución y aplicación.

Cuando las metas tienen que ver contigo mismo se corre el riesgo de abandonar ya que no hay nada que nos confronte. En esos casos es bueno asociarse a personas con el mismo propósito, pero, cuidado, que sean firmes.

Otra dificultad puede ser establecer objetivos pero no hacer nada para cambiar los hábitos. Sé que si quiero estar mejor preparado tengo que formarme. Si quiero cambiar de vida no puede seguir con la misma gente....

Dejar las metas para otro momento: Caundo tenga dinero...Hay que evitar las excusas y ponerse en marcha.

Oscar Espín Milikua
Psicólogo